entrada_106

Algunas personas cuando alcanzan cierto nivel de fama tienden a volver un poco “raros”, tal es el caso de Britney Spears, famosa cantante que se le fue la cabeza un día y decidió raparse al cero por completo, quitando toda sensualidad de su rostro. Ahora le ha tocado a la deliciosa Eva Angelina, que tras tener un bebe ha tomado un sendero diferente al que ya tenía como actriz porno, rapándose por completo en una de sus escenas y un cuerpo lleno de tatuajes que ha rodado dos escenas auténticamente salvajes donde disfruta como una loca. ¿Cual es el problema? Desde hace varios meses no ha vuelto a grabar porno, y ha declarado que se dedica a ser peluquera, cobrando la friolera cantidad de 50 dolares la hora, aunque muchos hombres serán los que la llamen, de eso estamos seguros.