entrada_16

Sin duda el sexo y los fetiches tienen una amplía variedad donde elegir, desde fustas, chupar pies hasta incluso ser follado por el palo de la cama, pero existe otra modalidad, solo para las más románticas donde se dedican con total empeño a follarse sus coches, en un acto único y de unión donde el cambio de marchas o el freno de mano pueden ser la herramienta para disfrutar un rato.