entrada_64

A veces el sexo no se reduce a la penetración de un buen coño para disfrutar del trabajo, si no que en ocasiones otras practicas llevadas a cabo son igual de placenteras y que provocan la corrida inmediata de las pollas implicadas en los hechos. Hablamos de las cubanas, ocasionadas por enormes tetas que se dedican a dar el placer y que con esta recopilación dejará bien claro. No es necesario a veces follar para terminar con una corrida ingente en la boca o en las tetas de una zorra dispuesta a recibirla.