kristina-rose-masaje

Casi siempre que te hacen un masaje, inevitablemente te pones un poco calentorro. Te tocan prácticamente todo el cuerpo y si tienes sangre en las venas y la persona que te masajea te pone, te lo/a quieres follar. Eso debió sentir Kristina Rose al ser masajeada por Mick Blue, porque se deja masajear las tetas, el chocho y el tío se anima hasta a chuparle un poco el coño. Ella se pone bien cachondita y también se anima a comerle el rabo y hasta a follar. Magníficos.