entrada_44

Este chico ha sido muy listo, pues sabe que su novia tiene el coeficiente intelectual de una lechuga con alzheimer así que le ha contado un cuento y en el final ha sustituido el “comían perdices” por “la princesa le comía la polla al principe”, acto seguido se ha girado y le ha preguntado que si ella también quería ser feliz y dada la respuesta afirmativa de la chica, ha sacado su polla y se la ha metido en la boca dando por finalizado el cuento y llegando la hora de cabalgar el coño de esta mujercita.