entrada_104

Estaba escrito que algún día el culo de Holly Michaels sucumbiría ante la polla del gran Nacho Vidal y sorprendentemente consigue aguantar las embestidas de la polla de nuestro actor favorito que se ha desplazado nada más y nada menos que hasta su propia casa, para que la jovencita morena este suficientemente cómoda como para abrir las piernas y darse el gustazo de cabalgar hasta terminar corriéndose como una autentica zorrita.